Avisar de contenido inadecuado

La monotonía cómo monstruo de la relación

{
}

Las relaciones amorosas suelen verse avivadas, rozagantes y en su mayor esplendor en sus comienzos, pues todo lo que se hace con la pareja, resulta nuevo y generalmente atractivo. Ese proceso en el cual dan inicio a conocerse, abre cada día más las expectativas de cada miembro de la pareja.

Con el tiempo compartido con la pareja empiezan a llegar las costumbres, el hacerse una rutina diaria desde el inicio hasta el final del día suele apagar un poco el auge en la relación. Esta monotonía que de poco se adentra en las relaciones va resultando toxico para las mismas pues de allí parten en gran medida las rupturas o los engaños.

Cuando las parejas sienten que no hay nada nuevo que experimentar en dicha relación, es cuando empiezan a considerar abandonarla y aventurarse a otras experiencias. Evitar que la monotonía llegue a la vida amorosa de una pareja no es tan difícil como parece, la clave de todo está en la confianza, la comunicación y no dejar que la relación este por debajo de otras cosas importantes en tu vida como el éxito laboral por ejemplo.

Construir una relación todos los días es como mantener un jardín, donde en esencia se le debe de regar con amor y nutrirla con pasión, para que esta nunca deje de crecer. Decirle adiós a las costumbres y atreverse a experimentar, harán que la monotonía nunca llegue a tu puerta y disfrutes de una experiencia nueva en tu relación cada día, a pesar del tiempo juntos.

{
}
{
}

Deja tu comentario La monotonía cómo monstruo de la relación

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre